Océanos de Fuego | Cambio Climático
9861
post-template-default,single,single-post,postid-9861,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.1.2,vc_responsive
 

Blog

Cambio Climático

  |   Biología Marina   |   1 Comment

Los océanos han estado influyendo en el clima desde el origen del agua en nuestro planeta. La influencia humana sobre el aumento en la temperatura de nuestro mundo se puede medir en el instante geológico que supone la vida de un hombre.

 

Cuando comencé a bucear era un adolescente. Disfruté de periodos largos de estabilidad climática. Nací en las Islas Canarias, y durante años este lugar se publicitó como un destino de vacaciones con un clima suave y con unos eternos 25 grados durante todo el año ¡Era verdad!

 

En la actualidad el clima de Canarias denota inviernos cortos y más fríos, con veranos más largos, ventosos y cálidos. Pero antaño, lo más importante era que la temperatura del mar no variaba demasiado. Entre el periodo más frio y el más caliente, apenas habían unos pocos grados de diferencia.

 

Durante los últimos 25 años he pasado muchas horas buceando por todo el planeta pero nunca dejé de bucear en la isla que me vio nacer. Dirijo junto a Anna Clavero una escuela de buceo en Puerto del Carmen en la pequeña isla canaria de Lanzarote, lo que nos permite pasar mucho tiempo bajo el mar.

 

Nos encontramos a poco más de 100 kilómetros de la costa del antiguo Sahara español. Justo ahí, en medio del continente y las islas, aflora la corriente de Canarias. Famosa por ser uno de los bancos pesqueros más importantes del planeta, este maná submarino trae las aguas frias del deshielo glaciar del atlántico norte. Atrapa nutrientes mientras avanza por el fondo de la cuenca oceánica. Tras chocar con la costa genera afloraciones de aguas profundas que descargan el plancton cerca de la superficie. Esta es la comida que ha nutrido a moluscos, peces, mamíferos marinos, aves y tortugas durante millones de años.

 

Hay un dato muy importante que nos permite entender globalmente la situación climática actual. El deshielo de los glaciares del atlántico norte afecta a unas islas que se encuentran junto a la costa africana a miles de kilómetros.

 

Durante los últimos años podemos apreciar que la temperatura del mar se mantiene muy alta por periodos más largos y en temporada fría baja demasiado. Esto influye en la productividad del mar y en el comportamiento de la vida marina. Peces que antes eran abundantes se vuelven escasos debido a que no se dan las condiciones adecuadas para reproducirse. Si extrapolamos este ejemplo local a escala mundial podemos entender que los periodos de calentamiento y enfriamiento de los océanos lejanos influyan en nuestra vida cotidiana.

 

Es tan evidente que buceando podemos apreciar cambios alrededor del mundo. En todos los mares proliferan especies tropicales que antes no podrían sobrevivir en latitudes históricamente frías. Ejemplos como el de los peces león en la costa atlántica de América o cirujanos en el Mediterráneo no pueden dejar de sorprendernos teniendo en cuenta que son originarios del Océano Índico. En los últimos años se producen avistamientos de este tipo por todas partes. Estos oportunistas desequilibran un medio que se ha calibrado durante millones de años, y suelen afectar a las poblaciones autóctonas.

 

“La alteración y desajustes en los océanos es una evidencia. No estamos preparados para asumir como influirá esto en la humanidad. Gran parte de la población mundial depende de la productividad de los mares para subsistir. Este cambio podría ser catastrófico y no le hemos dado la importancia que merece” 

 

1Comment

Añade un Comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Info sobre cookies

ACEPTAR